jueves, 3 de abril de 2014

batalla del paso kasserine

Avances aliados

Las fuerzas anglo-estadounidenses desembarcadas en Argelia y Marruecos habían penetrado en Túnez entre noviembre y diciembre de 1942, con la idea de tomar el norte del país antes de que las fuerzas del Eje lograran establecerse y antes de que volviera Rommel de su expedición en Egipto. Después de fracasar en el intento, los Aliados dirigieron sus esfuerzos a intentar cortar la retirada hacia Túnez que el ejército alemán se había visto obligado a emprender tras su desastre en El Alamein, empujado por el ejército británico de Bernard Montgomery.

El 23 de enero de 1943 el 8.º Ejército Británico de Montgomery tomó Trípoli, la capital de la Libia italiana y principal base de suministros de Rommel. El mariscal alemán ya se había planteado esta posibilidad y había establecido en la ciudad de Túnez su base de suministros, con la idea de utilizar la Línea Mareth en el sureste del país para bloquear a los británicos. Por el oeste se encontraba la amenaza de los británicos y norteamericanos, que a comienzos de 1943 habían consolidado sus bases en Argelia y extendían sus fuerzas a lo largo de la cordillera del Atlas. En contraposición a los planes se encontraban los recientes avances de las tropas aliadas, que para entonces ya habían cruzado las cordilleras y habían establecido una base de operaciones en Faïd, a los pies de las montañas. Esto los dejó en una excelente posición para empujar a la costa a las fuerzas de Rommel en el sur de Tunicia y cortar su línea de suministros.6

Planes del Eje

En este punto, hubo algunas discusiones en el campo del Eje sobre el qué hacer a continuación. Aunque toda Tunicia estaba bajo control del Eje, había poco que hacer hasta la llegada del 8.º Ejército a la Línea Mareth. Finalmente, Rommel decidió que su próximo curso de acción debía ser atacar a través del paso de Kasserine a la fuerza principal del II Cuerpo Estadounidense en Tébessa. De esta forma, podría capturar importantes bases de suministros aliados en el lado argelino y eliminar la amenaza militar que se cernía sobre el flanco occidental. El 18 de febrero Rommel presentó sus propuestas a Albert Kesselring, quien a su vez las remitió al Comando Supremo (Alto Mando italiano) de Roma con su plena aprobación.7

A las 13:30 del 19 de febrero el mariscal de campo Rommel recibió el visto bueno del Comando Supremo sobre un plan revisado. Recibiría el control de las divisiones Panzer 10.ª y 21.ª transferidas del 5.º Ejército Panzer de Von Arnim y atacaría a través de los pasos de Kasserine y Sbiba hacia Thala y el norte, despejando de la zona y amenazando los flancos del I Ejército Británico.8 Rommel estaba horrorizado. Este plan de dispersaba la concentración de sus fuerzas y, una vez que los tanques atravesaran los pasos montañosos, dejaba peligrosamente expuestos sus flancos. Aunque un ataque concentrado en Tébessa implicaba algún riesgo, podría llevar a la captura de suministros muy necesarios, destruir el potencial aliado en la Tunicia central y posiblemente daría a la Luftwaffe una base avanzada en el campo de aviación de Youks-les-Bains, al oeste de Tébessa.9

Desarrollo de las operaciones


Comienzo de las operaciones



Erwin Rommel y Fritz Bayerlein junto a otros oficiales y soldados del Afrika Korps, durante el cruce del paso de Kasserine

En las primeras horas del 19 de febrero, Rommel ordenó al Grupo de Asalto del Afrika Korps atacar el paso de Kasserine. A la 21.ª División Panzer situada en Sbeitla se le ordenó avanzar hacia el norte a través del paso de Kasserine. El Kampfgruppe von Broich, el grupo de batalla desenganchado por Von Arnim de la 10.ª División Panzer, recibió la orden de concentrarse en Sbeitla para estar preparado cuando comenzase la acción.10 Dada la escasez de combustible del ejército de Rommel, los Aliados no esperaban que este intentaría realizar maniobras en profundidad hacia el oeste, atravesando por el paso de Kasserine, sino que continuaría con su retirada hacia el norte para acortar su línea de abastecimiento con el puerto de Túnez. Por ello acumularon sus tropas al norte del mismo, a ambos lados de la cordillera.

En el área de Sbiba estaba establecida la 6.ª División Blindada británica de cara a las fuerzas blindadas alemanas que avanzaban. También estaban presentes algunas unidades norteamericanas de infantería y artillería, elementos de dos regimientos británicos de artillería antitanque y algunos destacamentos franceses.11 La 21.ª Panzer hizo un pequeño avance contra este combinado de fuerzas y tras contactar con ellos, para el 20 de febrero los había derrotado y puesto en retirada.12 Rommel, al comprobar la posición que habían tomado las fuerzas enemigas, vio que se le ofrecía la posibilidad de efectuar un avance rápido a través del paso de Kasserine hasta Tébessa, donde se encontraban los importantes depósitos de aprovisionamiento aliados. Comenzó desplegando tropas para retener a las fuerzas enemigas situadas al este de la cordillera y atacó a continuación rápidamente el paso, abrió el camino y comenzó a atravesarlo. Al tener noticia los Aliados de que los alemanes se estaban abriendo paso en Kasserine, movieron las tropas situadas al oeste de la cordillera hacia el paso para frenarlo allí. Fue entonces cuando a Rommel se le presentó la oportunidad de realizar en tierra el movimiento conocido en batallas marinas como cruzar la T.

Kasserine



Operaciones en Túnez entre enero y abril de 1943, entre ellas los avances durante los combates en Kasserine y la ofensiva de Rommel.

Defendiendo el paso se encontraba una fuerza que agrupaba a un batiburrillo de unidades norteamericanas de infantería, artillería e ingenieros. En las colinas del oeste se encontraba la Fuerza Especial del general Welvert, que agrupaba un batallón estadounidense de Rangers, 3 batallones de infantería francesa, 6 batallones de artillería y destacamentos menores. Más al oeste se encontraba la Fuerza Especial Bowen bloqueando el camino de Feriana a Tébessa. Entre Tébessa y la Fuerza Especial Bowen se hallaba la 1.ª División Blindada estadounidense en reorganización, aunque solo el Comando de Combate B estaba en condiciones de combatir.13 Las posiciones del Paso se hallaban a las órdenes del coronel Alexander Stark.11

Un intento inicial de sorprender a los defensores de Kasserine mediante un rápido empuje de la 33.ª Unidad de Reconocimiento falló y un batallón de granaderos Panzer fue situado a los pies del paso y otro en Jebel Semmama, la colina de su flanco oriental. Sólo se hicieron lentos progresos frente al fuego de la artillería defensiva y los tanques de 1/8.º Regimiento Panzer planearon continuar avanzando al mediodía, pero obtuvieron pocos resultados frente a una defensa a ultranza.14 Frustrado por la falta de progresos, Rommel decidió dirigir sus unidades desde la 10.ª División Panzer al paso de Kasserine por la mañana siguiente en un ataque coordinado con el Grupo de Asalto del Afrika Korps, al que a su vez se unirían elementos de la 131.ª División blindada italiana Centauro.15 Mientras tanto refuerzos aliados de la 6.ª División blindada británica estaban llegando a Thala. Después de hacer un reconocimiento preliminar, el comandante de la 26.ª Brigada Blindada británica decidió intervenir. Sin embargo el Estado Mayor del Primer Ejército le restringió al envío de pequeños grupos de combate para interceptar a los alemanes.16

Al anochecer, las posiciones estadounidenses sobre las colinas con vistas al paso fueron sobrepasadas y a las 8:30 de la mañana los granaderos Panzer alemanes y los Bersaglieri italianos reanudaron el ataque. A la 1 de la tarde, Rommel cogió dos batallones de la 10.ª Panzer y los combinó para tratar de romper las defensas aliadas.16 Los supervivientes estadounidenses hicieron una desorganizada retirada hasta la salida occidental del paso en Djebel el Hamra, adonde estaba llegando la 1.ª División Blindada del Comando de Combate B. Rommel tuvo especiales palabras de alabanza para el 7.º Regimiento Bersaglieri de la Centauro, que había atacado furiosamente y cuyo comandante, el coronel Luigi Bonfatti, cayó abatido durante el ataque.17 Sus blindados italianos y alemanes llegaron antes a la salida del paso que los Aliados y así, mientras seguían dirigiéndose hacia el oeste, a medida que salían del boquete del paso, giraban sus torretas hacia el norte, cañoneando a las tropas aliadas que se acercaban hacia ellos. En la salida de Thala, la fuerza aliada comenzó una pequeña retirada para reubicarse 10 km atrás y durante la misma perdió todos los tanques.16 El 20 de febrero las fuerzas del Eje alcanzaron sus objetivos y estaban preparadas para atacar tanto hacia Tébessa como hacia Thala. Pero por el momento, ambas partes hicieron una pausa para preparar sus operaciones al día siguiente.

Djebel el Hamra



Tropas del 16.º Regimiento estadounidense atravesando el paso de Kasserine (26 de febrero de 1943)

El Grupo de Asalto del Afrika Korps comenzó a moverse a lo largo del valle del río Hatab hacia Haidra y Tébessa al atardecer del 21 de febrero y avanzaron hasta que se encontraron con los defensores aliados, consistentes en el 16.º Regimiento de Infantería de la 1.ª División de Infantería y el Comando de Combate B de la 1.ª División Blindada en Djebel el Hamra. Las fuerzas germano-italianas se detuvieron y pese a la fuerte presión, incluyendo ataques aéreos, no pudieron desalojar a los defensores estadounidenses.18 Después de haber detenido a las unidades del Eje en su avance hacia Tébessa, los generales aliados Robinett y Allen volvieron ahora su atención a la planificación de un contraataque que se llevaría a cabo al día siguiente, el 22 de febrero. Los planificadores aliados estaban molestos por el curso de la batalla y las fuerzas del Eje lanzaron otro asalto a la posición de EE.UU. en la mañana del día 22. Mientras que los defensores estadounidenses se vieron forzados a mantener la línea defensiva, a mediados de la tarde la infantería y los tanques estadounidenses lanzaron un contraataque que derrotó a las fuerzas germano-italianas. Fueron hechos más de 400 prisioneros entre las fuerzas del Eje cuando el contraataque aliado presionó contra la posición del Afrika Korps.19

Resistencia aliada

Los Aliados sufrieron grandes bajas tanto al intentar el avance como durante la retirada a la que se vieron obligados a realizar al estar continuamente bajo el fuego de la columna de los blindados alemanes a medida que estos iban saliendo del paso. Pocos kilómetros más adelante, la fuerza alemana se encontró con una inesperada resistencia aliada parapetada que no pudieron vencer con la rapidez requerida, por lo que ante la posibilidad de quedarse sin combustible, Rommel abandonó su intento y volvió sobre sus pasos al punto de partida de la operación.

Con sus fuerzas demasiado diseminadas e inmovilizadas por la artillería de los Aliados, sus suministros disponibles en constante disminución, y haciendo frente a los contraataques de Estados Unidos a lo largo del río Hatab, Rommel se dio cuenta de que su ataque había sido detenido. En Sbiba, a lo largo del río Hatab, y ahora en Thala, fracasaron los esfuerzos de las fuerzas alemanas e italianas para provocar una brecha decisiva en las líneas aliadas. Con pocas perspectivas de un mayor éxito, Rommel consideró que sería más prudente concentrarse en el sur de Túnez y asestar un golpe al 8.º Ejército. Le quedaba el consuelo de haber infligido un gran número pérdidas al enemigo y de que las concentraciones aliadas en la área de Gafsa - Sbeitla habían sido destruidas.20 El 23 de febrero, durante el encuentro de Rommel con Albert Kesselring y su jefe de Estado Mayor, Siegfried Westphal, estos intentaron convencer a Rommel para que cambiase de parecer, argumentando que todavía existían posibilidades de éxito. Sin embargo, Rommel fue firme: Kesselring finalmente estuvo de acuerdo y las órdenes formales del Comando Supremo en Roma fueron emitidas por la noche, deteniendo la ofensiva y ordenando la vuelta de todas las unidades del Eje a sus posiciones iniciales.21 Ese mismo día un ataque aéreo masivo de la Fuerza Aérea estadounidense sobre el paso montañoso aceleró la retirada alemana, y al atardecer del 24 de febrero, el paso había sido ocupado de nuevo por los Aliados. Sidi bou zid y Sbeitla fueron recuperadas poco después.22

Consecuencias




A pesar de que Rommel no consiguió obtener el resultado previsto con su ataque, siendo rechazado en su avance hacia Tébessa, los Aliados consideraron como vencedor al alemán, debido a las importantes bajas sufridas por ellos. El general Eisenhower más tarde confirmó junto al general Omar Bradley y otros oficiales que los subordinados de Fredendall no tenían confianza en él como su comandante. El general británico Harold Alexander comentó con los oficiales norteamericanos: "Estoy seguro que ustedes tienen mejores hombres que él".23 24

En el transcurso de esta batalla, el oficial de observación alemán Claus von Stauffenberg, futuro conspirador contra Hitler, fue herido de gravedad al ser atacado su vehículo por un avión británico.

viernes, 7 de marzo de 2014

ww2Historia y desarrollo 
-------------------------- 
La historia del desarrollo del Tigre II es interesante, no sólo por lo que respecta al conocimiento del carro mismo, si no también porque resulta muy ilustrativa de los procedimientos y complicaciones que se escondían detrás de un nuevo desarrollo militar en la Alemania de la SGM, consumiendo tiempo y recursos escasos en problemas internos, tiempo y recursos que no se disponían. 

El camino que finalmente desembocaría en el carro que sería luego conocido con el apelativo de “Tigre Real”, tiene su comienzo en una reunión llevada a cabo el 26 de mayo de 1941, reunión a la que asistieren las personas más importantes vinculadas al desarrollo de carros en toda Alemania: el doctor Todt, Reichsminister für Bewaffmumg und Munition (ministerio de armamento y munición); el coronel Phillips del Heereswaffenamt (departamento de armamento del ejército); el teniente coronel von Wilcke y el Oberbaurat Kniepkamp del Wa Prüf 6 (Oficina de desarrollo de carros); el ministro del Reich Saur; y el Profesor doctor Porsche. 
ww2

La decisión tomada era que debía equiparse a cada división Panzer con una punta de lanza formada por 20 carros pesados que debían contar con una capacidad de penetración superior a cualquier carro enemigo, asimismo una mayor protección y ser capaces de alcanzar una velocidad máxima de 40 Km/h. El arma principal de dicho carro debería ser capaz de atravesar una plancha de blindaje de 100 mm a 1.500 m. El diseño de las barcazas correría a cuenta de Porsche (cuyos diseños contaban con el apoyo de los políticos y el mismo Hitler) y Henschel (apoyado por el Heereswaffenamt), que presentarían sus prototipos para que uno fuese seleccionado. Krupp se encargaría del diseño de la torre. 

Porsche y Henschel presentaron sus prototipos, VK 4501 (P) Porsche y VK 4501 (H) Henschel, para el carro, siendo seleccionado el Henschel para ser producido como el Tigre I, el cañón elegido fue finalmente el KwK (Kampfwagenkanone; cañón de tanque) 36 L 56 (longitud de 56 calibres) de Krupp. 

El problema residía en que Hitler quería que el cañón del carro no fuese otro que el famoso Flak (Fliegerabwehrkanone; cañón de defensa aérea) 41 L 73 (73 calibres) de 88 mm, cañón que era producido por Rheinmetall-Borsing, acérrimo rival de Krupp en los contratos para la producción de cañones. Por lo tanto, el Wa Prüf 6 encargó a Porsche determinar si era posible colocar el cañón largo L 73 en la torre de Krupp, Porsche respondió en un telegrama el 10 de septiembre diciendo que sólo el KwK 36 L 56 podía ser acomodado en la torre de su prototipo VK 4501 (P). El problema no era sencillo, se trataba de acomodar en una misma torre un arma que no sólo era más larga, si no que no había sido diseñada para la torre de un carro, era un cañón antiaéreo. Había que equilibrar un cañón más largo, con unos larguísimos cilindros de retroceso, que no cabían el interior de la torre, por lo tanto debía de proveérseles protección exterior, además de lograr girar una torre desequilibrada (por la nueva arma) y la incomodidad de cargar unos proyectiles más largos en un mismo espacio. Existía sin embargo un problema aún mayor, aunque no desde el punto de vista técnico, Krupp jamás se abocaría a trabajar para lograr que un cañón de su gran rival pudiera ser montado en su torre, por lo que dio una negativa inmediata a la sugerencia. 
El Eficaz Blindaje tanques
------------------------------- 
Se tomó la decisión de dotar al Tigre H3 con una dirección de doble radio, es decir, las orugas del carro podrían girar en direcciones opuestas, facilitando los giros, pero era más complicada y más propensa a averías, dado el menor tamaño de las partes. 
Finalmente, debido a la cancelación del Panther II y a los problemas que mostraba su transmisión (la Zahnradfabrik Ak 7-200) se decidió adoptar la del Tigre I, la Maybach Olvar 40 12 16 modificándola a fin de resolver los problemas experimentados por ésta, eliminando los engranajes auxiliares que producían el giro de la torre del interior de la transmisión, los cuales causaban la mayor parte de las averías. 

La nueva barcaza tenía planchas inclinadas a 50º de 150 mm en el glacis y 100 mm en el bajo frente. Las planchas laterales estaban inclinadas en 25º con 80 mm de espesor, igual para la parte baja del casco aunque sin inclinación. La parte trasera disponía de una plancha de 80 mm a 30º, en tanto, la parte superior de la barcaza, horizontal, poseía un espesor de 40 mm, al igual que el piso de la misma, en su parte frontal y 25 mm en la parte trasera. king tiger.
Las Torretas 
------------------ 
La torre original para el nuevo carro, capaz de portar el KwK 43, fue diseñada por Porsche y sus componentes serían producidos por Krupp. A fin de poder acomodar el arma, y que aún quedase espacio entre el cierre del cañón y el anillo de la torre para el retroceso así como para la carga de la larga munición y la expulsión de los casquillos usados, se la dotó de un frente sobresaliente para mover hacia delante el soporte giratorio del cañón. Esto hizo necesaria la incorporación de un saliente trasero para que sirviera de contrapeso, equilibrando la torre, reduciendo así la potencia necesaria para girarla en caso de que el carro no se hallase nivelado. En este saliente trasero se colocó proyectiles del arma principal, con las puntas dirigidas hacia la misma para facilitar la carga. Existía asimismo una escotilla de escape en la parte trasera que podía utilizarse para retirar todos los mecanismos internos, incluido el cañón, sin desmontar la torre. En ambas torres (Porsche y Henschel) el jefe se hubicaba a la izquierda de la misma, con el tirador delante y algo por debajo de él. El cargador por su parte, se hallaba a la derecha, bajo su propia cúpula. Una disposición estándar en todo carro moderno. Respecto al resto de tripulantes, el conductor se sentaba en la zona frontal izquierda de la barcaza, mientras que el operador de radio lo hacia en el lateral derecho. 
Finalmente se montaron 55 Tigre II (los primeros) con la torreta de Porsche. El resto montó la torreta Henschel. 
Tanque: King Tiger Aleman
tanquesEl gigante alemán 
--------------------- 
Los tres factores que determinan un carro de combate son la movilidad, la protección y la potencia de fuego. Al hablar del “Tigre Real”, los dos últimos factores se dan por descontados, pero sobre el primero, la movilidad, se han levantado unas nieblas míticas tan densas como falaces que es importante descubrir con la luz de los datos. Este gran carro fue siempre catalogado como un gigante torpe y lento, estereotipo surgido del sentido común y de lo impresionante de su tamaño y peso y nunca de especificaciones o informes de pruebas. 

Para empezar, la velocidad máxima del Tigre II era de 42 Km/h, la misma del Panzer IV, mayor a los 37 km/h del Stalin II y era solo marginalmente más lento que el Sherman o el T-34. Por otra parte, su dirección de doble radio, lo que le posibilitaba girar sus orugas en sentido contrario, le dotaba de una maniobrabilidad superior a cualquier carro aliado. Su avanzada suspensión le permitía desplazarse a campo través más rápidamente que cualquier carro americano o británico. 
tanques

El rugido de la bestia 
--------------------------- 
Tal vez la característica más sobresaliente del Tigre II haya sido su potencia de fuego, no en vano el mismo Hitler insistió en armarlo con el cañón largo de 88 mm. El Tigre II llevaba un total de 86 proyectiles, entre los cuales se encontraban los Pzgr (Panzergranate, granada de tanque) 39/43, perforantes explosivos, los Pzrg 40/43, perforantes subcalibrados con núcleo de tungsteno, los Pzgr Gr 39/43 HL con carga hueca, además de los Sprgr, rompedores. 

La proporción recomendada era de 50 % de estos últimos y 50 % Pzgr 39/43. Si se hallaban disponibles se llevaban también algunos Pzfr 40/43 para lidiar con los IS II. No se prefería a las cargas huecas, dado que su menor velocidad los hacía menos precisos, en tanto los Pzgr 40/43, pese a su poder de penetración, no eran tan destructivos, dado que carecían de explosivos. El KwK 43 resaltaba además por su notable precisión, dada las altas velocidades iniciales y, por lo tanto, tensas trayectorias. 

Veremos en la siguiente tabla la capacidad de penetración de los distintos proyectiles, que fue determinada en pruebas en polígonos de tiro, sobre una plancha inclinada a 30º con respecto a la vertical.
ww2

tanques

Una fiera casi invulnerable 
-------------------------------- 
Frente a los carros aliados, el Tigre II era un gigante. Su blindaje lo ponía a salvo de prácticamente cualquier arma anticarro aliada. Incluso su blindaje lateral era invulnerable a los cañones de 75/76 mm aliados a distancias normales de combate. 
Un informe del Heereswaffenamt del 5 de octubre de 1944, compara al Tigre II frente a sus potenciales rivales, estableciendo las distancias a las que podían penetrarse, bajo la suposición de que los carros presentan una inclinación de 30 º respecto al proyectil. 

Los resultados están expuestos en las siguientes tablas: 
king tiger.

Tanque: King Tiger Aleman
tanques
En el frente 
------------------------ 
En total fueron producidos 492 “Tigres Reales”, los cuales debían ser entregados únicamente a los Schwere Panzer Abteilung (Batallones de carros pesados) tanto del Heeres (ejército) como de la Waffen SS, exceptuando los que fueron utilizados en investigación y entrenamiento. Se suponía que cada batallón pesado dispondría de 45 carros, 3 Panzerbefehlswagen (carros de mando) para la plana mayor y 14 carros en cada una de las tres compañías. A su vez cada compañía asignaba dos para el pelotón de mando y cuatro para cada una de las tres secciones. Lo interesante es que al contrario de lo que ocurría generalmente con las divisiones panzer hacia el final de la guerra, siempre se trató de equipar completamente a las unidades antes de enviarlas al frente, salvo en los días finales. 
ww2 

jueves, 27 de febrero de 2014

Tiger I es el nombre por el que se suele conocer un tanque pesado alemán desarrollado en 1942 y usado en la Segunda Guerra Mundial. Su última designación oficial alemana fue Panzerkampfwagen Tiger Ausf. E (‘vehículo de combate blindado Tigre variante E’), a menudo abreviado como Tiger(Acerca de este sonido pronunciación ). El apodo del tanque fue puesto por Ferdinand Porsche, y el número romano se le añadió después de que el Tiger II entrara en producción. La primera designación oficial alemana fue Panzerkampfwagen VI Ausf. H, pero el nombre en marzo de 1943 fue cambiado aPanzerkampfwagen VI Tiger Ausf. E. La designación del inventario de vehículos militares alemanes para este tanque era Sd.Kfz. 181.
Fue una respuesta a la inesperadamente formidable fuerza blindada de la Unión Soviética encontrada en los primeros meses de la Operación Barbarroja, particularmente en los T-34 y KV-1. El Tiger I proporcionó a la Wehrmacht su primer tanque equipado con el cañón de 88 mm, que había demostrado previamente su efectividad tanto contra blancos aéreos como terrestres. Durante el curso de la guerra, el Tiger I entró en combate en todos los frentes de batalla que tenía Alemania. Por lo general fue desplegado en batallones de tanques independientes, donde demostró ser formidable.
Mientras que el Tiger I era temido por la mayoría de sus oponentes, era técnicamente complicado, usaba materiales y métodos de producción caros y de trabajo intensivo, consumiendo mucho tiempo de producción. Sólo fueron fabricadas 1347 unidades entre agosto de 1942 y agosto de 1944. El Tiger era propenso a ciertos tipos de fallos en las orugas e inmovilizaciones, sin embargo, en general era mecánicamente fiable pero caro de mantener y complicado de transportar debido a sus ruedas de apoyo superpuestas y entrelazadas. En 1944 se dejó de producir en favor del Tiger II.
Apenas un puñado de tanques Tiger sobreviven en museos y exposiciones. Quizás la muestra más notable es el Tiger 131 del Museo de Tanques de Bovington, el único que fue restaurado a condiciones de funcionamiento. El manual de entrenamiento de la tripulación, el Tigerfibel, se convirtió en una pieza de coleccionista.

acorazado Aleman bismarck


El Bismarck fue el primero de los dos acorazados clase Bismarck de la marina de guerra alemana, la Kriegsmarine, durante la Segunda Guerra Mundial. Nombrado así en honor del canciller Otto von Bismarck, promotor de la unificación alemana en 1871, el barco fue puesto en grada en los astilleros Blohm & Voss de Hamburgo en julio de 1936 y botado dos años y medio después, en febrero de 1939. Se completó en agosto de 1940, cuando fue puesto en servicio en la armada alemana. Junto con su gemelo Tirpitz, el Bismarck fue el acorazado más grande jamás construido porAlemania y uno de los mayores botado por cualquier armada europea.N 1
El Bismarck solo estuvo en servicio ocho meses y participó en una única operación ofensiva, de nombre en código Rheinübung, en mayo de 1941. En ella tenía la misión de irrumpir en el océano Atlántico junto con el crucero pesado Prinz Eugen y atacar la navegación aliada entre Norteamérica y Gran Bretaña. Sin embargo, ambos buques fueron localizados por los Aliados frente a las costas de Escandinavia y los británicos enviaron varios buques de guerra para interceptarlos. El encuentro de las naves enemigas se produjo en la batalla del Estrecho de Dinamarca, en la que el Bismarck hundió elcrucero de batalla HMS Hood, orgullo de la Royal Navy británica, y causó importantes daños al nuevo acorazado HMS Prince of Wales (53), lo que forzó su retirada. Por su parte, el Bismarck recibió los impactos de tres proyectiles británicos y sufrió una importante pérdida de combustible de untanque dañado.
La destrucción del Hood desencadenó una búsqueda incesante del acorazado alemán por parte de la Royal Navy británica, que desplegó para ello docenas de barcos. Dos días después, mientras navegaba hacia las relativamente seguras costas de la Francia ocupada, el Bismarck fue atacado poraviones torpederos Fairey Swordfish del portaaviones HMS Ark Royal .timones del acorazado alemán, lo que imposibilitó que maniobrase. La mañana siguiente, el inmovilizado Bismarck fue atacado y neutralizado por el intenso fuego de varios buques británicos, tras lo que su tripulación lo echó a pique y se hundió con gran pérdida de vidas. Numerosos expertos sostienen que los daños sufridos por el acorazado durante su última batalla también habrían causado finalmente su hundimiento. En junio de 1989 Robert Ballard descubrió la localización de su pecio y, desde entonces, diversas expediciones han examinado sus restos.

Un torpedo destrozó uno de los timones

jueves, 13 de febrero de 2014

video
Este es el video de los monumentos que tuve que crear con el "magnifico" movie maker gracias a todos :)

lunes, 10 de febrero de 2014









campaña de africa en la segunda guerra mundial